Control de ventilación forzada

¿POR QUÉ?

El objetivo de la ventilación forzada es utilizar el aire caliente para “empaparlo” de humedad y transportarlo al exterior junto con gases, polvo y materia orgánica ya que muchos de los problemas que tenemos en la granja influyen en bienestar animal.

Estos factores conducen a la optimización de las instalaciones y sistemas de ventilación para minimizar los posibles errores, mantener la temperatura de la sala y la calidad del aire para un buen rendimiento productivo.

¿COMO?

El control de entrada de aire es muy importante para mantener la salud de los animales expuestos al ambiente de las instalaciones, basados en características propias del animal.

Para determinar esta relación basada en el equilibrio de la ventilación forzada y el control de las entradas de aire – ventanas y chimeneas – es importante adquirir un sistema que se adapte a las necesidades de la granja.

¡VENTAJAS OSMOEUROPA!

Los motores de corriente continuo y respectivos reguladores OSMOEUROPA son compatibles con todos los sistemas de la ventilación forzada, combinando el cierre y la apertura de las ventanas con los ventiladores para conseguir el correcto control de la temperatura y la circulación de aire apropiada.

Los sistemas OSMOEUROPA se adaptan al tipo y la distribución de los animales en la sala, tipo de construcción y obstáculos, mejorando el ambiente de la granja y cumpliendo los criterios de eficiencia energética, funcionamiento preciso y mantenimiento fácil.

Cabe priorizar el valor de los sistemas OSMOEUROPA como la alternativa de emergencia y funcionamiento continuo de la ventilación en caso de averías en la red electrica.

Lo que hace que la ventilación forzada, a pesar de tener una inversión inicial elevada, nos permita mantener el equilibrio económico de la explotación y un mejor control de las condiciones que ofrecemos a los animales.